30 de noviembre de 2015

El rincón de los frutos de otoño

Falta poquito para que cambiemos de estación, y hoy os queremos enseñar nuestro rincón de los frutos de otoño.


Lo primero que hicimos fue pedir ayuda a nuestras familias: teníamos que llevar al colegio frutos secos y frutos carnosos.

Con Laura habíamos hablado en clase sobre ellos, habíamos visto fotografías y vídeos de los frutos, de los árboles que dan esos frutos. Pero nada como poder tocarlos, verlos y olerlos de verdad.

A lo largo de estas semanas hemos ido llevando a clase muchas cosas.


El primer día, nos tocó comenzar a clasificar los frutos que habíamos llevado. Para eso tuvimos que ir haciendo montoncitos de los que eran iguales, y también ir colocándolos en los recipientes que habíamos llevado.


Cada vez que uno de nosotros llevaba algo a clase, lo mostraba a los compañeros en la asamblea, nos decía lo que era, con quien lo había cogido o comprado. 
Después llegaba el turno de llevarlo a su sitio, y si no teníamos todavía de ese fruto, pues buscarle un hueco.


Pasaron unos días y llegó el momento de poner los carteles con sus nombres.





Cómo veis tenemos un montón de frutos secos: orejones, pasas, higos secos, uvas pasas, ciruelas pasas, dátiles, piñones, avellanas, pipas de calabaza, pistachos, nueves, bellotas, almendras, cacahuetes, castañas. 

Y también carnosos: caqui, membrillo, pera, manzana, granada, naranja, escaramujos, latones, arándanos... 

Hasta setas y girasoles secos hemos llevado al cole.


Con ellos hemos hecho juegos de reconocimiento, comparación, clasificación, numeración... 


También hemos jugado a hacer "problemas"": la seño nos contaba una historia y nosotros teníamos que resolverla.
Por ejemplo: Alba tenía una castaña, y su hermana Daniela otra. ¿Cuántas castañas tenían en total?.

Hemos descubierto como se van transformando, ya que en clase hemos tenido por ejemplo almendras y nueces tal y como se encuentran en el árbol.


Si suenan al moverlos, como los cacahuetes y las avellanas. Qué tienen dentro al abrirlos.

¡¡Qué sorpresa nos llevamos cuando abrimos un cacahuete y salieron...3!!


Y hemos descubierto sus colores, olores y texturas. También que algunos de los carnosos llevan hueso y otros no, que algunos sueltan mucho zumo cuando los cortamos y otros no tanto...


Cómo veis, nos lo hemos pasado genial experimentando con los frutos del otoño y muy prontito os contaremos otra cosa que hemos hecho en clase relacionada con ellos.






2 comentarios:

  1. Muy bonito, habeís trabajado un montón! Se lo han pasado genial!

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso trabajo:vivencial

    ResponderEliminar