6 de marzo de 2015

La tundra

Otro de los ECOSISTEMAS TERRESTRES que hemos conocido en nuestro proyecto ha sido:

LA TUNDRA

Esta vez, no nos sonaba de nada la palabra. Así como del desierto supimos contar alguna cosa, para poder hablar de la tundra, necesitamos alguna pista más.
Laura nos contó que encontramos este ecosistema en las zonas próximas a los Polos (principalmente en el Polo Norte) y nos indicó en un globo terráqueo dónde están. Aunque también se puede encontrar próximas a la cima de las montañas más altas.

Estuvimos comentando, que al estar cerca de los Polos, tendría características similares.

- Hará frío.
- Vivirán pingüinos.
- No saldrá mucho el sol.
- Nevará mucho.
- No habrá cactus.

Para que una zona pueda considerarse tundra tiene que cumplir dos requisitos:
  • El suelo tiene que estar helado permanentemente.
  • No tiene que tener árboles.
Los inviernos en estas zonas son muy largos y los veranos muy cortitos y fríos. En verano la superficie del suelo comienza a derretirse, pero tan solo unos poquitos centímetros. No existe suficiente tierra para que los árboles puedan crecer, por eso solo crecen plantas pequeñas. El ser plantas cortas les ayuda a evitar los fuertes vientos y algunas además tienen tallos peludos para evitar que el agua en su interior se congele. Es un lugar donde no suele llover mucho, pero debido al hielo del suelo, en verano suelen aparecer charcos.

Así que una tundra es una llanura sin árboles, ya que a esas temperaturas los árboles no pueden sobrevivir.

Otra característica de la tundra es que en invierno prácticamente no hay día, y en cambio en verano el sol permanece las 24 horas.

Durante el mini verano, llegan animales para alimentarse de los insectos que aparecen en esta estación. Los animales que viven en la tundra se han adaptado para poder sobrevivir en el duro clima. Tienen pies peludos, pelo grueso y en ocasiones su pelo es largo para mantener su cuerpo caliente. La mayoría de los animales que viven en la tundra son más pequeños, pero también hay animales grandes, como el caribú, los renos, los osos polares, focas, pingüinos, zorros... Aves como el búho nival se han adaptado a la tundra, en parte gracias a sus plumas blancas de camuflaje. Los animales también emigran e hibernan para evitar las duras épocas del año. Por eso las aves tienen las alas largas, para ser capaces de realizar viajes migratorios largos.

Os dejamos varios vídeos de este ecosistema. El último es poco complicado por la cantidad de vocabulario que tiene, pero es muy interesante por las imágenes, por eso os lo ponemos también.










2 comentarios:

  1. Hola Laura, te he dejao un regalo en mi blog, espero que te guste. un saludo
    http://elcuentodemarta.blogspot.com.es/2015/03/premio-black-wolf-blogger-award.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta.
      Un beso.

      Eliminar